Custodiar el enigma, tarea del traductor; Alberto Manguel presentará Don Quijote y sus fantasmas

Spread the love
El prestigiado escritor argentino ofreció ayer una charla magistral en el marco de la III Feria Internacional del Libro Universitario.

28/08/2019 05:00  JUAN CARLOS TALAVERA

La tarea de traducir todavía es denigrada y menospreciada, aunque desde hace dos siglos Goethe definió a los traductores como “ajetreadas Celestinas” que hacen alarde de insuperables encantos y de una belleza semioculta bajo un velo que provoca el irresistible deseo por ver el original, un oficio sin el que muchos libros no habrían visto la luz en otras lenguas y semejante al acto de escribir, dijo ayer Alberto Manguel (Buenos Aires, 1948) durante la charla El lector secreto: elogio del traductor, en la Biblioteca Nacional de México.

En todo caso, dijo, la traslación es el acto más íntimo de la lectura en donde una versión bien lograda confía en la intuición creativa del lector y mantiene el misterio del original, mientras que las malas traducciones nacen como textos espurios que revelan todo, o casi todo de un texto”, comentó durante la III Feria Internacional del Libro Universitario (Filuni).

Acompañado del escritor Vicente Quirarte, Manguel, lector reflexivo y discípulo borgeano, recordó que las obras maestras son, en gran parte, misteriosas y, por tanto, no dan explicaciones de todo ni rinden cuentas de sus propósitos. Y “la razón por la cual seguimos leyéndolas es porque siempre dejan más por descubrir… con esa zona de sombra debe permanecer en las buenas traducciones”.

LEER MAS

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.